28/8/17

C's o los buenos catalanes

En mi opinión, C's está en proceso de ser amortizado como partido político español. No lo ha hecho mal, yo creo que ha estado a la altura de los desafíos que se le presentaban, cuando comenzó, allá por 2006, luego toda la etapa zapaterista y la redacción de un nuevo estatuto de autonomía para Cataluña, la experiencia en las Europeas, primero con Libertas y luego reagrupando al centro político español, hasta lograr su implantación exitosa en casi todo el territorio nacional, con las elecciones municipales y autonómicas de 2015; por último, la complicada negociación para garantizar la gobernabilidad de España, primero con el PSOE y luego con el PP.

Creo que el balance general de la experiencia política de Ciudadanos es bueno o muy bueno. Ahora bien, todo lo bueno algún día se tiene que acabar (esto me recuerda al discurso del Padrino Corleone cuando quiere deshacer su asociación con los gangster de EE. UU.). Después del amor, ¿qué queda?, creo que la melancolía (como después de cualquier esfuerzo)...

Mi reino no es de este mundo

Desprecio las dávidas y lisonjas de este mundo,
por falsas y mentirosas;
más suspiro por el reino verdadero y sus premios,
en la otra vida.
Desprecio los halagos y las confidencias de este mundo,
por engañosas y corruptas;
más suspiro por la paz y los dones del otro más verdadero,
por imperecederas y buenas.
Desprecio las envidias y padecimientos de este mundo,
me río de los envidiosos que me encuentro,
y compadezco a quienes se afligen por los problemas que les 
                                                                             [causan;
porque sé que la única felicidad,
la única paz
y la única riqueza
proviene de Aquel otro,
más alto,
más digno,
más puro y santo
que cualquiera de los dones y seres que me pueda encontrar en este 
                                                                             [mundo
terrenal y corrupto.
Suspiro por los dones imperecedores de Aquel otro más elevado,
y todos los días pido al Stmo. D. y a sus serviciales Ángeles que 
                                                   [me tengan por digno de Aquel
para que pueda disfrutar de sus regalos celestiales ya en el presente
para que el día cuando mi buen D. celestial lo quiera
vaya a su encuentro desprendido de cualquier atadura terrenal
pero henchido de gloria y pureza eterna.
Que así sea, mi Stmo. D. de los Cielos,
por mediación de tu hijo celestial, Nuestro Señor Jesucristo,
que enviaste a este mundo precedido de tus Ángeles
y de las señales de todos tus Santos Profetas.
Amén. 


Publicado en: Vita Est Militia

26/7/17

Suicidio: Crisis de esperanza

Una crisis de esperanza alimentada por una crisis de identidad personal y comunitaria, materializada y reflejada en los datos que hace públicos el INE cada año en relación a que el suicidio sigue siendo la primera causa externa de muerte en España, con 3.910 fallecidos en 2014, casi once al día, duplicando a los muertos por accidente de tráfico.

25/7/17

El régimen criminal de Maduro

La Asamblea Constituyente convocada en Venezuela, para la que están previstas elecciones este mes (organizadas y supervisadas por el Poder Electoral venezolano, a diferencia de las recientes elecciones realizadas por la oposición/parlamento de Venezuela, a pesar de que el presidente omnipotenciario Maduro dijo que las iba a "tolerar"; como si la democracia necesitara de "tuteladores", es decir dictadores, o al pueblo se le pudiera comprar con regalos, una práctica demasiado extendida en Venezuela y otros países), esta Asamblea Constituyente del madurismo se basa en una muy discutible interpretación de la Constitución de Venezuela y no cuenta, como decimos, con el respaldo de la mayoría de la población (obviamente, como el madurismo tiene en su poder de manera golpista y fraudulenta todos los poderes del Estado, podrá manipular e instrumentalizar para hacer creer lo que quiera, pero, como decía un eximio comunista, "los hechos son tozudos", y la verdad es la verdad la diga Agamenon y su porquero, un atributo de la verdad que debe servir a los débiles para defenderse de las injusticias), por extensión, el madurismo tampoco cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos, de las "fuerzas vivas" de la sociedad, como se decía antes, agentes sociales, etc., es así de claro y esta verdad podrán intentarla camuflar y disfrazar desde el régimen madurista, desde el Palacio de gobierno de Miraflores, sus capitidisminuidos aliados políticos como quieran, pero al final acabará saliendo a la luz.

Seguir leyendo: http://noalaguerraimperialista.blogspot.com.es/2017/07/el-regimen-criminal-de-maduro.html

6/3/17

Medios de comunicación públicos

Aunque los medios de comunicación son de interés público, tienen un carácter privado. Informando sobre una variedad de asuntos a una generalidad de personas, buscan un lucro privado con el que costear la existencia del medio.

Sin embargo, el lucro privado del medio también condiciona su temática y su línea editorial, de esta forma se orienta el medio de comunicación hacia un determinado tipo de público receptor y también se crean las condiciones informativas para ampliar ese público y "fidelizarlo", hacerlo un fiel seguidor de ese medio y, por tanto, garantizar su solvencia económica.

No sólo eso, en la confluencia de intereses económicos, sociales, políticos y hasta culturales, medio de comunicación, público y patrocinadores (anunciantes e inversionistas), se vuelven "cómplices" y compañeros de viaje, aliados en una misma empresa económica, política y hasta cultural que se presume (aunque no necesariamente) de interés general, aunque esta alianza tampoco se haya necesariamente en el mismo orden y con el mismo grado de participación; no se sabe hasta que punto puede ser más importante en cada momento la involución entre medios, público y patrocinadores. 

Cuando se trata de defender un medio de comunicación público de las apetencias del capital privado, por ejemplo, se le pone en manos de los políticos, y se hace cargo del medio una burocracia estatal formada por funcionarios profesionales o elegidos a dedo, y los consiguientes órganos reguladores integrados por políticos y sindicatos.

De manera que, los medios de comunicación, ya están en manos del Estado o del capital privado, aunque digan servir al interés general, al final tienden a identificar el interés particular de su supervivencia y administración con el interés general de la sociedad, lo cual, volvemos a lo de antes, no necesariamente es verdad.

Es verdad de los actuales medios de comunicación, este interés general aún es más difuso, por su proliferación y la variedad de medios de comunicación que existen hoy para informar al público, con lo cual el público selecciona sus medios de comunicación ideológicamente más afines y los identifica con el interés general. En otras palabras, no hay un público sólo sino una variedad de públicos, cada uno pertrechándose de variedad de temas y tomando sus argumentos y causas como los representativos y necesarios para resolver la cuestión de lo que sea el interés general, el bien común, etc.

Sin embargo, persiste entre todos los medios de comunicación pertenecientes a una misma cultura, a un mismo país, etc., una aproximación en los temas tratados así como en las metas culturales que se persiguen, y esta aproximación todavía es más acentuada cuando diversos medios comparten a los patrocinadores (los anunciantes y/o inversores) y un mismo público al que dirigen sus informaciones.

Con lo cual, el medio trata de "fidelizar" a toda costa a su público, evitando la pérdida de patrocinadores, y el público siempre puede comparar las informaciones entre uno y otro medio y cambiar de "lealtades" mediáticas cuando lo considere oportuno.

Ante lo cual, el medio puede elaborar diversas estrategias para garantizar la "fidelidad" de su público (al igual que cualquier otra empresa mercantil), centrándose en una determinada opción política, dando más protagonismo en sus informaciones a determinados sectores socio-profesionales, alabando determinados gustos y valores culturales.

En definitiva, para un medio de comunicación "profesional" no es dífícil fidelizar a una clientela entre el público potencialmente seguidor, cuesta pertrecharse de patrocinadores y de una base económica que de solidez y estabilidad económica, y si se pierde la confianza de unos o de otros cuesta recuperarla y, en todo caso, la clave del éxito de un medio de comunicación (como de cualquier empresa mercantil) es tener claro el público al que se dirige y no perderlo de vista nunca ni dejar de apreciarlo y potenciarlo, con lo cual un medio de comunicación (como cualquier otra empresa mercantil) pero, especialmente, un medio de comunicación se convierte en una fábrica de consensos sociales y culturales, una creadora y divulgadora de "estilos de vida" (estilos culturales) y una fábrica de ideas que puede enriquecer la sociedad y llevarla a una mayor integración social o, por el contrario, parcelarla y empobrecerla, todo depende del binomio entre medios de comunicación y patrocinadores, y de la madurez de la sociedad a la que se dirija.

16/2/17

Influyentes locales y líderes de opinión

Me considero un "influyente local", no un líder de opinión; es decir, una persona que, en su entorno, se valora su opinión y se considera digna de ser tenida en cuenta... Para ser líder de opinión no sé que habrá que hacer, en cualquier caso no es algo que me preocupe.

En lo que sí me llevo fijando desde hace unos años es que lo escribo en blogs sirve para generar "opinión pública". Desde luego que es algo que los que escribimos en los blogs andamos buscando. De hecho, en 2008 puse en marcha un blog específicamente para influir en un proceso socio-político determinado. Eran las Primarias del Partido Demócrata de EE. UU. y mi candidato candidata era Dña. Hillary Rodham Clinton... La Sra. Clinton esperó ocho años para volver a presentar su candidatura y para entonces las tornas habían cambiado y, seguramente, sus antiguos apoyos políticos se mudaron. Esa es una historia que sería muy interesante de exponer, tal vez en otro lugar...

A continuación, y después de cómo resultaron las elecciones presidenciales en EE. UU., puse en marcha el blog "Ron Paul por la Libertad", con ese blog estuvo desde finales de 2008 hasta finales de 2010 (creo que no está nada mal en el sostenimiento de un blog). Ese blog llegó a formar parte de dos redes blogueras, creo que con un éxito importante. Con ese blog empecé a experimentar mi influencia "ideológica" en el centro y centro-derecha político español. Aquellos blogs eran un baluarte, declaradamente contra el "social-comunismo" que entonces se cernía sobre España y, en general, contra el izquierdismo naif que se empezaba a extender por el mundo con la victoria electoral de Barack Obama (y que, tal y como supuse desde el principio que vi a ese tío aparecer en las Primarias de EE. UU. acabó en una campaña militar a gran escala en todo el mundo; y en la resurrección de un malo-malísimo para EE. UU., en este caso el islamismo radical --es decir, el social-imperialismo, o imperialismo bueno, que podía representar Clinton, acababa por resucitar un ultra-imperialismo, es decir un imperialismo terrorista y omnímodo que tenía por misión controlar todo el mundo, cien veces más destructivo que el imperialismo clásico que podían representar los Bush) (*). 


En cualquier caso, después de varías visicitudes, ese blog también lo dejé aparcado, hace poco que lo recuperé para hacer una recopilación de los artículos que he ido publicando en diferentes blogs.


Cuando Obama se fue a la guerra, con Sarkozy y Cameron, arrastrando a Merkel, Zapatero/Rajoy, Berlusconi/Renzi, etc., y me sume a una iniciativa civil que tomó el nombre de "No a la Guerra Imperialismo", de aquella iniciativa surgió un blog que acabé administrando en solitario, ese bloh sigue en marcha, básicamente con los mismos propósitos que al principio, aunque ya no está vinculado a ninguna iniciativa colectiva en particular. Con el blog de "No a la Guerra Imperialista" experimenté nuevas formas en que la edición y difusión de blogs podían influir en la opinión pública, particularmente en la acción de los grupos, y hasta en la acción de grupos insurgentes y/o terroristas, no exagero...


Eso no es que te dé un enorme poder (yo no busco exactamente eso), lo que te dá es una enorme responsabilidad sobre lo que publicas y la orientación de la edición general del blog. Aquel blog de "No a la Guerra Imperialista", con todas las vicisitudes que atravesó la iniciativa civil a la que pertenecía, fue sumándose a más causas anti-bélicas que se derivaban de la campaña militar que Obama y la OTAN comenzó en Libia, y que no era, en resumidas cuentas, más que una continuación que la campaña militar multi-nacional que había comenzado Bush Jr.


La última labor de denuncia de aquel blog concluyó en 2015 con la denuncia de la guerra de Yemen. A partir de ahí, el blog se ha quedado como un blog de análisis de política internacional, básicamente.

Luego está, por supuesto, mi blog personal "pulgada a pulgada", que puse en marcha en algún momento de agotamiento del ímpetu colectivo surgido a raiz de las movilizaciones sociales que comenzaron en 2010 (huelga general de septiembre) y continuaron con el Movimiento 15-M, etc. En ese blog se puede observar mi evolución política desde 2011, y finalmente lo dejé, creo que con un buen final, en diciembre del año pasado, porque era un blog que me aferraba a una redacción cuasi-compulsiva de lo que fuera, o como yo no soy de escribir por escribir, me tenía un poco secuestrado... Con ese blog he decubierto una lealtad de algunas personas a lo que escribo de la que no sé si soy merecedor. En cualquier caso me asombra y agradezco, pero, por lo de la responsabilidad que he dicho antes, (también) me inquieta y me hace estar atento sobre lo que escribo y las consecuencias que pueda tener.

Hay dos grandes grupos de público que, hasta cierto punto, me sigue y se han convertido (hasta cierto punto) en lectores habituales de lo que escribo, uno de es de izquierdas, podríamos decir de izquierda-izquierda (o izquierda pura, semi-comunistas, neo-comunistas o post-comunistas) y otro de centro-derecha (ex-izquierdistas y nueva derecha). Todos ellos creo que van a las cosas que escribo para encontrar inspiración e información a la hora de hacer sus propias cosas. Si la encuentran, genial. Pero, como digo, me siento responsable de para qué utilicen lo que yo hago. En términos generales, y que nadie se moleste por lo que voy a decir, pero en términos generales me siento más próximo a la utilización de lo que hago por personas que podríamos colocar en el centro-izquierda o en el centro-derecha que a las personas de derecha o de izquierda pura que se inspiran en lo que digo. En mi trayectoria como "redactor" de blogs, me siento poco o nada agradecido con la utilización de lo que he escrito por gente representante de la "nueva izquierda" o de la "izquierda populista" y, en cambio, me he sentido más congraciado con la gente que se inspiraba en lo que decía y que provenía de una izquierda o de una derecha más tradicional (y, por ello mismo, más conciliadora y más consciente de las reglas de juego y las condiciones que constriñen la acción social y política). Cuando la nueva izquierda o el populismo se ha apropiado de lo que hacía me ha inquietado en las aplicaciones que le iban a dar, y ya no te digo nada cuando inspiraba directa o indirectamente a grupos terroristas (de eso también he sido conscientemente, aunque es irrelevante cómo lo he sido).

En definitiva que ser influyente o líder de opinión no es poco de pavo [ser dirigente, o una persona hecha y derecha tampoco lo es] y procuro hacerme responsable de aquello para lo que se vaya utilizar lo que hago/digo, sin acabar de serlo nunca por completo, obviamente, porque yo no puedo censurar la gente que entra en mis blogs y lee mis cosas, en todo caso, puede retirar los contenidos cuando quiero --o dificultar su búsqueda, también.

Desde luego, aquí también tratamos cuestiones de derecho de autor pero, al final, todo el mundo influye en todo el mundo, de una u otra forma, y los que hemos cogido la afición a navegar por internet, leemos de todo casi de todo el mundo [también existiría un internet profundo, pero es una cuestión aparte, reservada para especialistas y profesionales del sector]. A veces es importante dejar claro ese derecho de autor, pero otras veces simplemente se busca influir y sumarse a un movimiento de opinión. Espero que estas palabras sirvan para dejar claro que no busco influir en cualquiera, y que me responsabilizo de la utilización que se haga de lo que escribo.

Muchas gracias.

Benito García Pedraza (16 de febrero de 2017)

---
(*) El concepto de "social-comunismo" yo lo tengo rastreado hasta la primera mitad de la década de 1980; lo emplea un periodista de El Alcazar en un libro suyo de singular valor por lo que tiene de lección sobre geografía política, pero mucho más discutible en lo referido a su análisis de la realidad política de la España de entonces; en todo caso, para mí fue una fuente fecunda en lo referente a las relaciones políticas entre la izquierda y derecha, el anti-comunismo, la reivindicación política del franquismo (lo que se denominó "el búnker" durante la transición, etc.) [Ismael Medina, España indefensa, Ediciones DYRSA, 1986]. El concepto de "social-comunismo" creo que tiene cierta base histórica en lo referido a las relaciones de  colaboración entre el Partido Socialista y el Partido Comunista, relaciones que se apreciaron a partir de la Reforma Política en España (1977), aunque dichos partidos compitieran entre sí en las Elecciones. La misma connivencia o colaboración entre socialistas y comunistas, en mi opinión y en la opinión de otros muchos, se pudo apreciar durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, al menos hasta el inicio del ciclo de movilizaciones populares con la huelga general de septiembre de 2010 y la reforma constitucional pactada entre el PSOE y el PP un año después. Posteriormente, también creo que ha llegado a tener validez histórica y política la denominación de "neo-comunismo" para referirse a los intentos, por parte de la ultra-izquierda, de reanimar la ideología comunista, si bien al margen de los partidos comunistas tradicionales y, en muchos sentidos, tratando de superarnos y englobarlos dentro de un movimiento socio-político mayor; tal intento no es equiparable a la antigua IU, donde la identidad del Partido Comunista se mantenía y respetaba dentro de un proyecto mayor, y sólo se puede encontrar un precedente de tal ideología neo-comunista en movimientos internacionales de ultra-izquierda como el Movimiento Comunista de España (MCE) en España o el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en América Latina.